6 ejemplos de indicadores de calidad

Los indicadores de calidad son instrumentos de medición con los que vas a poder controlar y evaluar los criterios de calidad que hayáis establecido en tu empresa.

De esta forma, gracias a los indicadores de calidad, sabrás si cumples con los estándares mínimos que os habéis propuesto.

 6 ejemplos de indicadores de calidad

 6 ejemplos genéricos de indicadores de calidad

  1. Tiempo de entrega: medir la eficiencia del proceso de entrega de productos o servicios a los clientes dentro del plazo acordado.

  2. Número de quejas de clientes: medir la satisfacción del cliente y la calidad de los productos o servicios a través del número de quejas recibidas.

  3. Tasa de defectos o errores: medir la eficacia del control de calidad y del proceso de producción mediante la cantidad de defectos o errores encontrados en los productos o servicios.

  4. Nivel de satisfacción del cliente: medir el grado de satisfacción del cliente a través de encuestas o retroalimentación directa.

  5. Índice de retrabajo: medir el porcentaje de productos o servicios que deben ser reprocesados o corregidos debido a defectos o errores.

  6. Nivel de cumplimiento de los procesos: medir el grado en que los procesos se están siguiendo y cumpliendo de acuerdo con los procedimientos establecidos en la norma ISO 9001.

Características de los indicadores de calidad

Unos indicadores de calidad correctos y bien trabajados deben tener las siguientes características:

  • Relevantes y efectivos para la toma de decisiones: tienen que ser representativos de las áreas que necesitan ser supervisadas además de estar enfocados en asegurar la calidad del desarrollo empresarial.

  • Fáciles de conseguir y sencillos de aplicar: la información tiene que estar disponibles en el momento que se necesita y los datos tienen que ser aplicables, comparables y cuantificables para su evaluación.

  • Visibles y accesibles: tienen que estar a disposición de todas las personas y responsables relacionadas con el mantenimiento del sistema de gestión de la calidad.

6 Ejemplos de indicadores de calidad para el sector de Salud y Sanidad

  1. Tiempo de espera del paciente: medir el tiempo que transcurre desde que el paciente solicita una cita hasta que se le atiende en el centro de salud.

  2. Índice de satisfacción del paciente: medir la satisfacción del paciente con respecto a la atención recibida, la calidad de los servicios médicos y la amabilidad del personal.

  3. Tasa de infecciones asociadas a la atención médica: medir la incidencia de infecciones que se originan durante el proceso de atención médica, como infecciones nosocomiales.

  4. Número de eventos adversos: medir la cantidad de eventos adversos o errores médicos que ocurren durante el diagnóstico, tratamiento o atención de los pacientes.

  5. Índice de cumplimiento de protocolos de seguridad: medir el grado en que se cumplen los protocolos y medidas de seguridad establecidos para garantizar la seguridad de los pacientes y el personal médico.

  6. Tasa de readmisiones: medir el porcentaje de pacientes que deben ser readmitidos en el hospital dentro de un período de tiempo específico, lo cual puede ser un indicador de la calidad de la atención y el seguimiento posterior al alta.

Estos son solo algunos ejemplos de indicadores de calidad en el sector de Salud y Sanidad, y pueden variar dependiendo de las especificidades de cada institución o centro médico.

 6 ejemplos de indicadores de calidad

 6 Ejemplos de indicadores de calidad para el sector de la Alimentación

  1. Índice de seguridad alimentaria: medir el cumplimiento de las normas y regulaciones de seguridad alimentaria, incluyendo el seguimiento de buenas prácticas de manipulación de alimentos y la prevención de contaminación.

  2. Número de retiros o recall de productos: medir el número de ocasiones en las que la empresa ha tenido que retirar productos del mercado debido a problemas de calidad o seguridad.

  3. Índice de cumplimiento de estándares de calidad: medir el grado en que los productos cumplen con los estándares de calidad establecidos por la empresa, la normativa y las exigencias de los clientes.

  4. Nivel de satisfacción del cliente: medir la satisfacción de los clientes con respecto a la calidad organoléptica de los productos (sabor, textura, aroma), su presentación, la información en el etiquetado, etc.

  5. Tasa de reclamaciones de clientes: medir la cantidad de quejas o reclamaciones recibidas de los clientes por problemas relacionados con la calidad de los productos, como defectos, ingredientes incorrectos, etc.

  6. Rendimiento del proceso de producción: medir la eficiencia y la calidad del proceso de producción, incluyendo la tasa de productos defectuosos, el nivel de cumplimiento de las especificaciones de producción y la productividad. Para ello es imprescindible contar con la ayuda de un software de calidad alimentaria.

Estos son solo ejemplos y pueden ser adaptados según las necesidades, normativa y características específicas de cada empresa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Equipo QmKey
¿Desea una demo y propuesta sin compromiso?